Nuestro acompañamiento en tiempos de Covid.

La nueva normalidad ha transformado nuestras estrategias de acompañamiento ¿Cómo convertimos los obstáculos en posibilidades con estos recursos?

Nuestro acompañamiento en tiempos de Covid.

La nueva normalidad ha transformado nuestras estrategias de acompañamiento ¿Cómo convertimos los obstáculos en posibilidades con estos recursos?
21 Nov

Nuestro acompañamiento en tiempos de Covid.

¿Se puede acompañar a través de lo virtual?, ¿Los espacios virtuales son realmente una barrera para enlazarnos?

En estos tiempos de distanciamiento social muchas de nuestras estrategias como acompañantes han tenido que ser modificadas por la imposibilidad de un contacto más personal, más tangible. Al principio creamos herramientas pa’ mientras – ¿Cuánto podrá durar?, seguro para mayo volvemos a presencial – nos decíamos. Sentimos angustia cuando se volvió más lejana nuestra aspiración, nos dio miedo pensar en cómo trasladar nuestro trabajo al internet, y es que, ¿Realmente se podría acompañar desde nuestras pantallas? ¿Sin abrazos?, ¿Sin dinámicas corporales?, ¿Quién o quienes responderían a nuestro llamado virtual?, ¿Se perdería nuestro objetivo en el vaivén de lo digital?

Todos estos cuestionamientos (y más) surgieron en nosotrxs al crear nuestras nuevas estrategias y en las modificaciones de las que ya teníamos. Y como todxs nos tocó embarcarnos en esta nueva aventura, con muchos tropezones esperando lo mejor. Hoy nos toca contarte como nos está yendo, lo que podemos y te queremos compartir.

La gran barrera.

¿Alguna vez pensaste que nuestra vida social se movería básicamente (y casi exclusivamente) desde nuestras cuentas de Gmail y de videoconferencias interminables?

El contacto, las miradas, los abrazos, tomarnos de la mano y acompañarnos en las risas son los aspectos que más extrañamos durante las sesiones de acompañamiento para jóvenes de cuenta conmigo, la calidez del otro, la sensación energética cuando escuchamos las experiencias de lxs demás, llorar, aprender, escuchar en conjunto y compartir la bebida.

Claro, como estrategia, muchas de nuestras herramientas implican el contacto físico o la cercanía corporal para crear empatía y fortalecer lazos, entre otras. Sin embargo, la barrera más fuerte son esos detalles que no tienen el mismo efecto desde nuestras pantallas, lo que nos comunica desde la emoción y las sensaciones, lo que percibimos como intangible también. ¿Cuáles han sido tus grandes barreras?

Para mí como acompañante una barrera muy grande, fue la virtualidad en sí, aprender a compartirme con mi voz, y escuchar desde mi vista  hacia las pantallas de otrxs, acompañar en los silencios y claro, dar lo mejor de mí para aprenderle a todas las aplicaciones necesarias para nuestra ahora –nueva normalidad-.

Descubrimos que nuestra “gran barrera” no es la “imposibilidad de crear comunidad” sin la parte presencial, son las megas y la conexión 3G, los dispositivos y la mala conexión -la barrera de no poder contactar con quienes no disponen de estas herramientas-.

Y así, ¿Cómo nos acercamos?

 

 

La virtu (D) alidad

Contrario a todos nuestros miedos y angustias, el formato digital llegó como cubetazo de agua fría con sorpresas, aprendizajes y posibilidades muy buenas. ¿Me creerías si te cuento que nuestro espacio de zoom se ha convertido en un telar muy fuerte y crece semana con semana?

Dar el paso al acompañamiento en grupo, tomar la decisión de acercarte, de por sí es complicado de manera presencial, ahora en lo virtual sonaba muy difícil. Sorpresa nos dio, cuando notamos que se acercaban más personas a nuestro espacio por ser virtual, por lo “impersonal” que implica conectarnos desde territorios distintos, resultó un espacio seguro para quienes no se acomodan mostrando sus rostros pero sí comparten con su voz, para aquellxs jóvenes que aún no viven su orgullo del todo pero buscan escuchar experiencias para aplicarlo en sus procesos, para aquellxs que viven fuera de la ciudad monstruo y no encuentran en sus estados acompañamientos en grupo.

Para nosotrxs, vernos cada semana, compartir como nos va en nuestras vidas como personas lgbt+ en general y sobretodo en este momento de crisis, se  ha vuelto una parte importante para nuestro crecimiento, nos ha enseñado a ser más pacientes, escuchar desde nuestros audífonos y compartir la lagrima y la risa desde nuestra pantalla, aprendimos a aplaudir en silencio y a cantar en audios de WhatsApp, cada semana nos encontramos en experiencias similares y dudas que siempre hemos tenido pero no preguntábamos, la virtualidad nos regaló posibilidades nuevas, nos permite investigar en internet y contrastar en nuestras reuniones, compartirnos saltos al pasado en nuestros Facebook para compartir fotos de hace 20 años.

Hemos tenido que buscar estrategias de seguridad digital y de comunicación empática desde el WhatsApp, desde el Zoom o desde el correo, ¿Cómo acompañas desde un correo?, ¿Cómo transmitir calidez entre conexiones y cables? Se puede, quizás por adaptación, quizás porque la tecnología ya era una parte muy significativa en nuestras vidas y no lo habíamos notado, quizás porque existe acá (en el mundo virtual) una complicidad distinta, una que nos ha permitido entrelazar nuestras historias a la distancia, siempre desde nuestras emociones y experiencias con el plus de la autorreflexión en casa, compartimos nuevas preocupaciones y herramientas que en lo individual y en lo colectivo nos impulsa de paso en paso a vivir en bienestar.

Como grupo, llevamos un lema que te compartimos ahora a ti queridx lector.

 

Un día a la vez.

Redactado por: Pau Anaya

NOTAS RELACIONADAS

  • Cuenta conmigo

    Diversidad sexual y cómo solo nos importan los derechos de “algunos”.

    Partimos de que todas las personas de todas las edades, de todas las culturas, de todo el mundo, somos idénticas …

    Leer más
  • Cuenta conmigo

    El reto de construir comunidad diversa.

    “No me gusta juntarme con las obvias, dañan mi imagen”. “Lo más ridículo era «una» q traía aretes, pintada de …

    Leer más
  • Cuenta conmigo

    Cuestionarios para construirnos

    Es común encontrarnos con frases como “descúbrete a ti mismx” o “descubre lo que realmente eres” y otras tantas que …

    Leer más

Compartir en redes sociales


X